Logrosán

Logrosán. Breve reseña histórica

**Texto: Mari Paz Dorado. Minas de Logrosán.

El actual poblamiento de Logrosán se extiende a los pies de un plutón granítico, que conforma un cerro aislado en una zona de gran riqueza mineralógica, denominado Cerro o Sierra de San Cristóbal. El estaño, sus numerosas fuentes de agua y su ubicación estratégica para el control del territorio hicieron de él un lugar de asentamiento durante la prehistoria, convirtiéndose en un importante centro minero durante el Bronce Final en relación con Tartessos. También los romanos se asentaron en estas tierras, no sólo en el cerro, donde quedan testimonios de su poblamiento, si no en las fértiles y llanas vegas de los ríos donde construyeron villas en las que llevar a cabo su actividad agraria.

Quedan también restos de un asentamiento árabe en el llano y un Hisn (castillo) defensivo en lo alto del cerro, que formó parte con otras muchas fortalezas similares de una zona fronteriza con los reinos cristianos. En el s. XIII  los castellanos conquistan la ciudad de Trujillo y sus territorios entre los que se encuentra Logrosán pasando a ser tierra de realengo hasta 1792 en que Carlos IV firma el nombramiento de Villa.

En el siglo XIX Logrosán se convierte en partido judicial y comienzan a explotarse las minas de fosforita (fluorapatito) que se convirtieron en la principal fuente de materia prima para abono fosfatado de toda Europa en la primera mitad del siglo XX. En 1946 se cierran estas minas, pero en 1949 se redescubren los filones de casiterita (mineral de estaño) y comienza su explotación durante toda la década de los 50. A partir de estos años, la población, castigada por la emigración como toda Extremadura, entra en declive y subsiste básicamente de la ganadería extensiva hasta nuestros días.

Entradas relacionadas

Patrimonio Minero

XV Congreso Internacional sobre Patrimonio Geológico y Minero, Logrosán (Cáceres)

Pueblos Apalachenses

Zona Villuercas-Ibores-Jara

Etapa Berzocana-Logrosán

No dejes de visitar el pueblo, su complejo Museo-Mina y estirar las piernas haciendo un poco de senderismo!

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply





Aviso de cookies